LLegan dos águilas perdiceras del "Proyecto Bonelli"

perdiceras 22El águila perdicera (Aquila fasciata) o águila de Bonelli es una de las mayores rapaces que campean en la Península Ibérica. A su gran tamaño y  fuerza, se une un carácter bravo y eminentemente depredador, sintiendo especial predilección por palomas y perdices. Esto ha provocado la persecución implacable de cazadores y criadores de paloma, hasta el punto que la población de águila perdicera, antes abundante en nuestra Península, ha disminuído hasta poner a esta fascinante rapaz al borde de la extinición.

Para frenar este declive, GREFA lleva ya algunos años desarrollando el "Proyecto para la recuperación del águila-azor perdicera en la Cuenca Mediterránea", entre cuyas acciones destaca la cría de pollos en cautividad para ser liberados posteriormente. Las parejas reproductoras son ejemplares recuperados tras capturas ilegales, furtivismo, envenenamientos, colisiones, etcétera, y que a pesar de no ser aptos para ser liberados, aún pueden criar. 

La pareja de perdiceras -dos hembras- llegadas recientemente a Cañada Real proceden precisamente de este proyecto: su avanzada edad  imposibilita que puedan seguir criando, pero esperamos que su nuevo acomodo sirva para deleitar a nuestros visitantes con su extraordinaria belleza, y lo más importante, concienciarles de la obligación que todos tenemos de impedir que desaparezca de nuestros cielos.

últimas actividades